Todo lo que debes saber sobre las hortensias

Qué alegría, ¡ya es verano! Y ya sabes lo que eso significa, ¿no? Playa, helados, vacaciones, excursiones, viajes… ¡y hortensias! Así es, porque ahora empieza una de las mejores temporadas para las hortensias, ya que es cuando mejor lucen. Pero para que aguanten así bastante tiempo, te vamos a mostrar todo lo que debes saber sobre las hortensias.

Cuidados de las hortensias

Estas flores de origen japonés y americano tienen unos cuidados bastante particulares, por lo que es importante conocerlos para asegurarse que sigan creciendo fuertes y sanas.

Uno de los primeros puntos clave es el riego. La hortensia es una flor que pide mucha agua, sobre todo durante los meses de calor. El secreto para acertar con el riego es muy sencilla: debemos fijarnos en que el sustrato esté siempre húmedo. Eso sí, con cuidado de no pasarse, ya un exceso de agua puede causar la aparición de hongos.

Ya que estamos en el apartado del riego, te recomendamos también pulverizar con agua la parte superior, ya que así se mantendrá bien fresca.

El siguiente cuidado a tener en cuenta es el lugar donde decidimos plantar la hortensia. Este debe ser un terreno húmedo y que drene bien. El espacio debe ser sombrío o semisombrío, ya que, aunque le guste la luz del sol, no la soporta de manera directa. Y no nos gustaría nada que una flor tan despampanante y llamativa se quemara.

Finalmente, el último cuidado a destacar es la poda. Esta se debe hacer con frecuencia, sobre todo después de la época de floración, centrándonos en especial en las flores que ya están secas o marchitas.  

Curiosidades de las hortensias

Las hortensias no solo son unas flores bonitas, sino que además poseen unas peculiaridades que la hacen más llamativa aún.

Una de ellas son sus varias formas de crecer: pueden crecer como arbustos (es la manera más común), como árboles pequeños, o como lianas. Sí sí, has leído bien, como lianas. Y es que tienen la capacidad de trepar por los árboles. ¡Increíble!

¿Y sabes que es lo que hace decidir el color de sus flores? Pues nada más ni nada menos que le pH de la tierra donde esté plantada. En otras palabras, la acidez. Conociendo esto es muy fácil modificarla y adaptarla al color que más nos guste. Por ejemplo, si nos interesan de color azul, buscaremos un suelo ácido. O las podemos poner en un suelo alcalino, para que nos salgan de color blanco. ¡Fíjate qué curioso! Y si no dispones de esta tierra en concreto no te preocupes, porque siempre podemos añadir fertilizantes ricos en el ingrediente que nos interesa para así obtener nuestro color deseado. ¡Es como jugar a ser Dios!

Ahora que te hemos contado todo lo que debes saber sobre las hortensias ya estás más que listo para cuidarlas como un experto ¿Y qué eres de esos que el verano se lo pasa de arriba abajo y no tiene tiempo para cuidar a las plantas? No te preocupes, porque tenemos una variedad de ramos de hortensias que van a causar el mismo efecto o más. ¿Qué te parecen?

Deja una respuesta