Rosas artificiales para Sant Jordi

  • Categoría de la entrada:BLOG

Como pudimos ver en un artículo anterior, existen una gran variedad de rosas para regalar por Sant Jordi: rosas rojas, azules, amarillas, en ramo, tratadas de maneras especiales… Aun así, en ese artículo hablábamos exclusivamente de rosas vivas, pero existe un gran mundo del que hablar: los ramos con rosas de Sant Jordi artificiales. ¿Te habías planteado alguna vez comprar este tipo de rosas? En este artículo te mostramos algunas de sus ventajas.

Rosas artificiales para Sant Jordi

Las plantas artificiales son un complemento de decoración para la casa u otros espacios con muchas ventajas en varios aspectos. Existen diferentes tipos de plantas artificiales, des de las que intentan imitar con la máxima exactitud a las plantas o flores originales, como los que se alejan de estas y usan materiales o adoptan formas que claramente no parecen naturales (¡ni de lejos!).

Sant Jordi es una fecha muy señalada para los floristas, ya que se mueven un gran número de flores, especialmente de rosas, incluso artificiales. ¿Conoces las ventajas que supone adquirir una de estas rosas?

Ventajas de las rosas artificiales

Uno de los beneficios más detectables a primera vista es el hecho que te van a durar tanto tiempo como tú quieras, ya que al estar hechas de materiales no orgánicos pueden llegar a sobrevivir durante años y años (bueno, siempre que las cuides y no las vayas destrozando). ¡Así pues, tu rosa de Sant Jordi puede prevalecer en tu casa todo el año hasta el siguiente 23 de abril!

Ramo de rosas de Sant Jordi artificial

Como comentábamos anteriormente, existen flores y plantas de distintos materiales y formas. Esto hace que las plantas y flores artificiales sean una excelente opción para ayudar a decorar tu casa, ya que se pueden adaptar hasta en los diseños más estrambóticos. Además, como no necesitan ni agua ni luz pueden adaptarse también a rincones donde sería imposible poner una planta. ¿Te imaginas un ramo de rosas de Sant Jordi en la habitación gamer de tu hermano? ¡Menuda paradoja!

Otro punto positivo que tienen es que no van a atraer a visitantes indeseados. Y con esto no nos referimos a ese vecino molesto del bloque, sino a insectos y plagas varias, que pueden dañar a tus plantas reales.

Aunque en un primer instante las rosas de Sant Jordi artificiales pueden parecer más caras, a la larga son una opción muy rentable, ya que se amortizan con los años. Seguro que haciendo unos cálculos rápidos te puedes dar cuenta.

¿Y qué llega navidad y ves que tus rosas de Sant Jordi no encajan con tu decoración? Pues nada, las coges y las guardas allá donde quieras durante el tiempo necesario, y cuando te vuelva a apetecer… ¡Solo tendrás que sacarles el polvo!

Como has podido comprobar, las ventajas de regalar rosas artificiales para Sant Jordi son un montón. Y precisamente des de Rosistirem ofrecemos distintos ramos de flores artificiales donde las rosas son las protagonistas. Por ejemplo, tienes nuestro triángulo de rosas, donde se combinan tres bellas rosas rojas con complementos, o nuestro ramo de rosas blancas, ideal para reglar para Sant Jordi a esa persona tan especial que se merece que el ramo de rosas le dure para toda la vida.

Deja una respuesta