Otras de las mejores plantas aromáticas

Hace unos días os presentábamos algunas de las plantas aromáticas más comunes. Des de entonces, hemos recibido un gran número de mensajes preguntando sobre estas, así que a petición popular, os presentamos otras de las mejores plantas aromáticas.

Tener plantas aromáticas va más allá de disponer de unas plantas que te ayudarán en la cocina y te darán un plus a tu salud. Cultivar plantas aromáticas es en sí un gran ejercicio mental, que te ayuda a relajarte y eliminar tensiones. Así que ya sabes, aunque la cocina no sea tu punto fuerte, ¡optar por las plantas aromáticas es un gran acierto!

Cilantro

El cilantro es una planta aromática utilizada para la elaboración y complementación de platos de la cocina de distintos lugares del mundo. Y es que es una planta de la que se pueden usar todas sus partes, des de las semillas hasta las hojas. ¡Y todas ellas con un sabor bien característico!

Además de ser un aliado excelente para los cocineros, sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y analgésicas hacen que el cilantro esté bien vista por los expertos en salud. ¡Un remedio natural para prevenir muchos males!

Aunque es una planta a la que le encanta el sol debes ir con cuidado y no regarla en exceso, ya que se puede ahogar fácilmente y morir. ¡Y des de luego eso es lo último que queremos!

Lavanda

La lavanda es una de esas plantas aromáticas con una aroma tan cautivador, que muchas marcas han intentado emular su olor en sus productos: ambientadores, detergentes, jabones para las manos… Pero des de Rosistirem tenemos una cosa clara: ninguno de estos se acerca, ni de lejos, al mágico olor que hace un ramillete de lavanda fresca. Aaah, solo de pensarlo ya se puede notar toda la energía que trasmite.

Al ser una planta de carácter rústica, no requiere de unos grandes cuidados para que sobreviva. Así que la hace ideal para aquellos que se estén introduciendo en el mundo de las plantas (por cierto, si eres uno de estos, te recomendamos un artículo que escribimos sobre plantas con cuidados sencillos 😉). La lavanda puede aguantar el sol directo, y solo necesitará ser regada una vez por semana. Solo con estos cuidados, ¡cualquiera puede cuidar de ella!

Por si fuera poco, entre otras cualidades médicas, tiene propiedades calmantes y sedantes, ideales para tratar heridas y quemaduras.

¡Si con todo esto aún no te ha convencido, me parece que pocas plantas lo harán!

Menta

La menta es sin duda un gran clásico en esta lista. Solo de oler la planta notas como tus pulmones se ensanchan, y tu cabeza respira aliviada.

Es una planta con un crecimiento muy rápido. ¡Enseguida notarás como tu plantita ha pasado a ser una plantaza! Y además cuenta con unos cuidados bastante sencillos: únicamente deberás colocarla en algún lugar semisombrío, y regarla regular y abundantemente. ¡Tan sencillo como eso!

Además, tiene la propiedad de ahuyentar al pulgón, ¡así que se convierte en un imprescindible para jardines y balcones!

Por si fuera poco, tiene unas propiedades antiinflamatorias que ayudan a problemas digestivos. ¡Lo que no tenga esta planta no lo tiene ninguna!

Y bueno, si no eres un as en la cocina o no estás interesado tanto en sus propiedades, siempre la podrás usar para tus mojitos 😳

Tomillo

De origen mediterráneo y muy usado en nuestra cocina, os presentamos al tomillo, la última planta aromática que presentamos en esta entrada.

Mediante infusiones de esta planta, se puede remediar distintos problemas de salud, como la gripe o los resfriados curar infecciones de la piel o los ojos, o aliviar males del sistema digestivo, como los gases o el reflujo.

Consideramos al tomillo una de esas plantas 4×4, porque la verdad es que lo aguantan (casi) todo: puedes ponerlo sin miedo a pleno sol, que lo va a resistir como un campeón. Por lo que al riego se refiere, no necesita mucha agua. Así que el problema lo podemos tener si se encharca en exceso, así que debemos ir con cuidado.

¡Además de todo esto, el tomillo es una planta perenne, de manera que se puede disfrutar de todas sus propiedades durante el año entero!

Y con estas ampliamos el repertorio de plantas aromáticas que os explicamos en el primer artículo. ¿Qué te han parecido? ¿Conocías todas las propiedades que tienen, además de la de aromatizar tu estancia? Cómo has podido comprobar son una opción muy beneficiosa que, en general, no comportan mucho trabajo. Así que, ¿te has decidido con cuál te quedas?  

Deja una respuesta