Curiosidades de las plantas carnívoras

Hay plantas de muchos tipos, formas y colores, pero si hay una que destaca por sus características, estas son las plantas carnívoras. Estas son el resultado de años y años de transformaciones y evoluciones que han sufrido algunas plantas después de vivir en entornos hostiles que les han obligado a adaptarse para sobrevivir. En otras palabras, las han obligado a convertirse en depredadoras. Aunque pueda sonar aterrador, siguen siendo unas plantas muy interesantes y llenas de curiosidades. A continuación, te presentamos algunas curiosidades de las plantas carnívoras (que probablemente no conocías):

planta carnivora

No tienen músculos

Existen más de 600 especies de plantas carnívoras, y hay algunas que sorprende la rapidez con la que atrapan a sus presas. Una de las características que más sorprenden, es que las plantas carnívoras no tienen músculos. Así pues, ¿si no tiene músculos, como hace para ejecutar estos movimientos?

La explicación es que la superficie de las hojas es muy sensible, y al notar cualquier tipo de presión, desencadena un cambio en la presión del agua que se encuentran en las paredes de las hojas. ¡Este fenómeno produce movimientos y reacciones más propios de los animales que no de las plantas! ¿Te imaginas al Aloe haciendo estos movimientos? Eso sí daría miedo…

Protegen a los insectos polinizadores

Una demostración más de lo savia que puede llegar a ser la madre naturaleza. Como podrás intuir, las plantas carnívoras no son capaces de distinguir si el insecto que se aproxima a la trampa es polinizador o no. ¡Solo les faltaría que tuvieran ojos! Para evitar cazar a estos insectos que tanto bien hacen al resto de plantas y seres vivos del planeta, algunas plantas carnívoras han desarrollado un tallo floral separado de la zona de trampas, permitiendo a estos insectos seguir con su tarea de polinizar sin peligro de ser cazados. ¡Un detalle tan simple, pero que tan bien hace al medio natural!

Existen especies acuáticas

Estamos acostumbrados a las plantas carnívoras más conocidas, como la Dionaea o la Nepenthes, pero existen algunas variedades capaces de resistir al medio acuático. En la mayoría de los casos, la planta suele vivir debajo del agua, pero las trampas que le permiten alimentarse se encuentran en la superficie.

Hibernan durante los meses de frío

Igual que algunas especies animales, hay algunas variedades de las plantas carnívoras que durante los meses más fríos del año hacen algo parecido a una hibernación. En general, suelen deshacerse de las hojas para que en primavera vuelvan a brotar más fuertes. Este mecanismo les sirve también para protegerse del frío, al cual no está acostumbrada. Así pues, si ves que cuando empieza el frío se empieza a deshojar ¡no te asustes, es de lo más normal!

Ahora ya conoces algunas curiosidades de las plantas carnívoras, esta familia de plantas tan peculiares. ¿Quién hubiera dicho que estas plantas tan cinéfilas guardaban tantos secretos? Y es que no sabemos cómo, ¡pero las plantas carnívoras atrapan!

Deja una respuesta