CARACTERÍSTICAS Y CUIDADO DE LA MONSTERA DELICIOSA

MONSTERA DELICIOSA

  • NOMBRE TÉCNICO: MONSTERA DELICIOSA
  • NOMBRE COMÚN:  COSTILLA DE ADÁN
  • FAMILIA: ARACEAE
  • ORIGEN: SELVAS TROPICALES
  • UBICACIÓN: INTERIOR
  • PET FRIENDLY: NO

NOMBRE TÉCNICO:
MONSTERA DELICIOSA

NOMBRE COMÚN: 
COSTILLA DE ADÁN

TÓXICA PARA ANIMALES

AMBIENTE TROPICAL

PRINCIPIANTES

APRENDE CON JORDI EL GNOMO

COSTILLA DE ADÁN

¡Por fin! Llevaba mucho tiempo queriendo escribir sobre la Monstera. Tiene un no-sé-qué cautivador que la convierte en una de mis plantas favoritas. Descubrí que hay algunas hojas que tienen unos dientes que parecen costillas, y es por eso que también se la conoce como Costilla de Adán. O sea que casi se podría decir que viene del paraíso. Esta planta trepadora, al igual que Adán, se ha convertido en toda una leyenda.

CÓMO CUIDAR LA MONSTERA DELICIOSA

LUZ Y TEMPERATURA

Aunque es una planta que le gusta mucho el sol, es importante que no le incida de manera directa. Supongo que durante su estada en el paraíso, Adán debía estar bien tapado por otras plantas.

Aunque por sus orígenes prefiere un ambiente húmedo y caluroso, puede aguantar temperaturas de hasta 5º C. ¡Es como si tuviera una protección divina!

RIEGO, ABONADO Y TRASPLANTE

Por lo que al riego respecta, es una planta bastante sencilla: solo hay que esperar a que el sustrato esté seco para regarla. Durante los meses más calurosos, deberá regarse unas dos veces por semana, mientras que en invierno, con que se riegue una vez cada dos semanas ya estará servida. También, agradecerá si se le pone un platito con agua debajo de la maceta.

Como buena planta tropical, la humedad le chifla. Así que si está ubicada en un ambiente muy seco, es recomendable pulverizar sus hojas con agua de vez en cuando. ¡Cómo en casa!

Para que luzca con todo su esplendor, se debe abonar cada 15 días durante los meses cálidos.

Al ser una planta que crece mucho, se tiene que trasplantar cada vez que la maceta se le quede pequeña. De sentido común, ¿no?

ENFERMEDADES Y PLAGAS

La Monstera es una planta que no sufre enfermedades inusuales, así que no se necesita ningún conocimiento especial. Si las hojas se empiezan a volver amarillas no hay que aterrarse: esto suele ser debido a un exceso de agua, así que bastará con reducir las dosis o la frecuencia de riego. De hecho este truco suele servir para todas las plantas, así que no está de más apuntárselo…

ANOTACIONES DE JORDI

Una vez encontré unas Monsteras cultivadas en el exterior, las cuales producían un fruto comestible. Me atreví a probarlas, y el sabor era una mezcla entre plátano y piña. ¡La verdad es que estaba deliciosa! No entiendo por qué no son más populares…

Con esas hojas tan grandes y llenas de agujeros, me recuerda a un poncho, así que la voy a llamar México. ¡Que además encaja con toda la alegría que desprende!

CONSIGUE TU PLANTA EN ROSISTIREM